Sindrome del quemado en el sector educativo

Síndrome del quemado o burnout en el sector educativo

¿Qué es el Síndrome del quemado o Burnout?

Maslach lo define como “un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas”.

Es susceptible de padecerse en profesiones con interacciones humanas trabajador-cliente de carácter intenso o duradero. Aparece en profesiones vocacionales, comprometidas con su trabajo y con altas expectativas respecto a las metas que se proponen,​ en las que el desgaste profesional se desarrolla como respuesta a estrés constante que se produce en el trato interpersonal y la sobrecarga laboral.

El síndrome del quemado, o burnout, es muy frecuente en personal sanitario:

  • Médicos.
  • Enfermeras/os.
  • Farmacéuticos.
  • Psicólogas/os.
  • Psiquiatras.
  • Etc.

Y personal que trabaja en el sector educativo:

  • Docentes.
  • Personal de PAS.
  • Administrativos.
  • Cocineros.
  • Etc.

Síntomas del síndrome del quemado

Las personas que padecen el síndrome del quemado tienen los siguientes sentimientos o síntomas:

  • Agotamiento emocional: Sienten que ya no pueden dar más de sí mismos a nivel afectivo.
  • Despersonalización: Desarrollo de sentimientos negativos, de actitudes y conductas de cinismo por parte del trabajador hacia las personas objeto del trabajo.
  • Baja realización personal en el trabajo: Los trabajadores se sienten descontentos consigo mismos e insatisfechos con sus resultados laborales.

El síndrome del quemado se ha conceptualizado como un síndrome con sintomatología de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal en el trabajo.

El agotamiento emocional

Es una respuesta de los trabajadores al sentir que ya no pueden dar más de sí mismos a nivel afectivo. Esta respuesta de agotamiento de la energía o de los recursos emocionales propios es debida al contacto continuo con personas a las que hay que atender como objeto de trabajo en unas condiciones no ajustadas al trabajador.

La despersonalización

Se explica por el desarrollo de sentimientos negativos, de actitudes y conductas de cinismo por parte del trabajador hacia las personas objeto del trabajo. En estos profesionales se produce un endurecimiento afectivo y sus conductas son vistas por los usuarios de manera deshumanizada.

Baja realización personal en el trabajo

Se entiende una tendencia de los profesionales expuestos a unas condiciones de riesgo a evaluarse negativamente. Esta evaluación negativa afecta notablemente a la habilidad en la realización del trabajo y a la relación con las personas a las que atienden.

Los trabajadores se sienten descontentos consigo mismos e insatisfechos con sus resultados laborales. Algunos autores plantean la posibilidad de que este síndrome se presente de forma colectiva, destacando en el síndrome del quemado propiedades de contagio. Esto explicaría los porcentajes altos que a menudo en los estudios de colectivos se presentan.

Efectos del síndrome del quemado

El síndrome del quemado o burnout puede afectar a diferentes niveles:

  1. A nivel psicosocial:
  • Cansancio hasta el agotamiento y malestar general.
  • Fatiga crónica.
  • Alteraciones funcionales en casi todos los sistemas del organismo.
  • Dolores de cabeza, problemas de sueño, úlceras y otros desórdenes gastrointestinales, pérdida de peso, molestias y dolores musculares, hipertensión, crisis de asma, etc.
  1. A nivel de conducta:
  • Conducta despersonalizada en la relación con los alumnos.
  • Abuso de barbitúricos, estimulantes y otros tipos de sustancias (café, tabaco, alcohol, etc.).
  • Cambios bruscos de humor, incapacidad para vivir de forma relajada, incapacidad de concentración, superficialidad en el contacto con los demás, comportamientos de alto riesgo, aumento de conductas hiperactivas y agresivas.
  1. A nivel emocional:
  • Agotamiento emocional.
  • Distanciamiento afectivo como forma de autoprotección.
  • Sentimientos de culpabilidad, impaciencia e irritabilidad, baja tolerancia a la frustración, sentimiento de soledad, sentimiento de alienación, sentimientos de impotencia, desorientación, aburrimiento, vivencias de baja realización personal, sentimientos depresivos.
  1. A nivel social y de relaciones interpersonales:
  • Actitudes negativas hacia la vida en general.
  • Disminución de la calidad de vida personal.
  • Aumento de los problemas de pareja y familiares.
  • Tendencia al aislamiento social.
  1. A nivel de la organización:
  • Disminución de la capacidad de trabajo.
  • Disminución del compromiso.
  • Bajo rendimiento y menor eficacia.
  • Mayor absentismo y una mayor desmotivación, aumento de las rotaciones y los abandonos de la organización.
  • Incremento de los conflictos con padres y alumnos.

Desde nuestra organización hemos desarrollado un instrumento online para detectar si el trabajador/a padece el síndrome del quemado. Está disponible en la siguiente dirección: Test para el síndrome del quemado.

Los riesgos organizativos, de diseño del puesto y de exigencias del servicio en las interacciones personales, son las que desencadenan e incrementan el daño a la salud si no se protege correctamente al trabajador/a, dando lugar al dicho síndrome del quemado, por ejemplo.

Si te ha gustado nuestro post, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

También te puede interesar...

Responsabilidad del docente en el cuidado del alumno
Formación

Responsabilidad del docente en el cuidado del alumno

21/01/2019

Dado que el docente tiene cierta responsabilidad en el cuidado del alumno, es necesario conocer quién es el responsable en caso de que ocurra un accidente en el Centro Docente. Pero, ¿hasta qué punto es responsabilidad del docente? ¿Qué nos dice el código civil sobre esta situación?

Leer más